Algunos tenían calor aquella noche

No hacía falta que os mostraseis tan efusivos a la hora de demostrar el calor que hacía aquella noche de verano y risas.
Puede que para algunos estas fotos signifiquen poco menos que una puñalada trapera, pero he decidido asumiendo toda la responsabilidad colgarlas, puesto que las considero una oda a la libertad de expresión, bueno en este caso a la libertad de refrescón.











1 comentario:

capitán garfio dijo...

Que noche,la de aquella boda,con los regalos reciclaos,las fotos apiñaos,los vailes y el chapuzón. PD...se me olvidaba...y la canción de los pajaros...que bien lo pasamos...